Buscador

Buscas algo?

Estos son los últimos especímenes llegados a nuestra redacción

0

Celosamente custodiada bajo llave en un museo de la ciudad de Tabasco, se encuentra la lápida Maya en la que está grabada la fatídica fecha en la que terminará nuestra era, el 21 de diciembr...

Historia:

Celosamente custodiada bajo llave en un museo de la ciudad de Tabasco, se encuentra la lápida Maya en la que está grabada la fatídica fecha en la que terminará nuestra era, el 21 de diciembre de 2012.


Profecías apocalípticas aparte, lo cierto es que esta lápida existe y las interpretaciones que queramos darle son independientes de su verdadero significado.


 



Y es que con el año nuevo 2012 se renuevan todas las profecías que se vaticinan para esta nueva era. Todo a raíz de una interpretación del calendario Maya que dice que el 21 de diciembre de 2012 comienza una nueva etapa.


Hay algunas profecías que aseguran que un meteorito impactará contra la Tierra. Otros apuestan por la inversión de los polos geomagnéticos y el desplazamiento del eje de la Tierra que según dicen, ya se produjo tras el terremoto de Chile. Aunque la mayoría por una emisión de energía solar tan poderosa que afectaría todo el planeta. Llegados a este punto hay dos corrientes, unos vaticinan una tormenta solar por la colisión del un cuerpo ce leste contra la tierra o la llegada de un Anticristo incitados de una guerra nuclear.



Opiniones aparte, lo que sí es verdad es que durante este año los astronomos han asegurado que el planeta se alineará con el centro de la galaxia, lo que podría dar comienzo a una nueva era, un despertar de la conciencia humana gracias a esta alineación.


 



 


Los mayas fueron grandes astrónomos, capaces de predecir eclipses, o los ciclos de Venus y Marte, que actúan de forma decisiva, según ellos, en el comportamiento bueno o malo de la naturaleza y las personas.


El caso es que el fenómeno ha dado pie a innumerables películas, series de televisión, documentales, libros y artículos. Y, aunque el epicentro de la predicción está en el mundo maya de México, místicos de todo el mundo se han movilizado para librarse del cataclismo.


 


"En España, por ejemplo gana fuerza el grupo GSE 2012 (Grupo de Supervivencia de España 2012) formado por familias y amigos preocupados por un cataclismo. Trabajan en la construcción de una comunidad refugio en zonas de montaña para sobrevivir a los posible efectos de tormentas solares, terremotos, tsunamis y ataque nucleares" explica Laura Castellanos autora del libro '2012, las profecías del fin del mundo' (Grijalbo). "El grupo GSE 2012 exige al Estado que construya estructuras reforzadas para la población común pues considera que de otra forma sólo se salvaría la gente poderosa" tal y como sucede en la película de Hollywood '2012', que popularizó las profecías mayas.



 


En Venezuela los arquitectos Bruno Bellomo y Ellian Rubina buscan financiación para su proyecto Oziré, un búnker acuático inspirado en el erizo. En Ecuador se planea hacer un refugio subterráneo para medio centenar de personas. En Rusia el científico Yevgueni Ubiyko construyó una bóveda para 40 personas a 70.000 euros la plaza. Y en el corazón de Yucatán, en la remota comunidad de XUL, un grupo de italianos ha construido la Ciudad del fin del mundo, una urbanización preparada para resistir las altas temperaturas y la falta de comida.


 


Precisamente cerca de Yucatán, en Tabasco, está celosamente guardada la lápida maya en la que está grabada la fatídica fecha en la que terminará nuestra era: "21 de diciembre de 2012".


 


Antropólogos e historiadores insisten en que hace 5.000 años, los mayas dijeron que terminaba un ciclo, sí, pero para que comenzara uno nuevo, de acuerdo a su concepción cíclica del tiempo. La cosmovisión maya de la vida es un círculo, de modo que el pasado está delante y el futuro ya ocurrió.



Calendario Maya


 


Según este calendario, el 21 de diciembre de 2012 la cuenta larga volverá al cero y comenzará un nuevo ciclo de 5.125 ó 13 baktunes (unidad de medida), que comenzó el 11 de agosto del año 3.114 a.C. Después del 13 baktún (el que termina este año) seguirá el 14 y así sucesivamente, hasta el 20. Entonces se completará un piktún (otra unidad de medida) e iniciará otra serie de 20 baktunes.


Todo esto apareció grabado en el llamado monumento 6 o la piedra del Apocalípsis, encontrada en un cerro y que hoy está celosamente guardada en el museo Carlos Pellicer de Tabasco. Una lápida que tiempo atrás decoró las paredes de algún centro ceremonial pero a la que hoy le faltan dos trozos; uno que está en el museo Metropolitano de Nueva York y otro en una colección privada de Estados Unidos.



 


 


Comentarios


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.