Buscador

Buscas algo?

Estos son los últimos especímenes llegados a nuestra redacción

0

LOS OSOS HAN SIDO VENERADOS POR LAS ANTIGUAS TRIBUS INDIAS Y TEMIDOS POR LOS CAZADORES. EL IRKUIEM PODRÍA SER UNA MEZCLA DE AMBOS, ENTRE LA ADMIRACIÓN Y EL MIEDO, LAS TRIBUS DEL SUR DE RUSIA...

Historia:
Kamchatkla es una fría península que se encuentra al oriente de Rusia. Es una zona muy visitada por geólogos, dada la gran cantidad de volcanes interesantes para su estudio, y de cazadores, pues en sus tierras pueden encontrar piezas de lo que se denomina caza mayor.
Y precisamente de la mano de uno de estos cazadores, vio la luz, fuera de las fronteras de Kamchatkla, uno de los misterios criptozoologicos más extraños, interesantes y aun así, poco investigado, hablamos del misterioso IRKUIEM.
En 1980, un cazador llamado Rodino Sivolobov, residente de Tilichiki, un pequeño pueblo que se encuentra en la costa del Mar de Bering, remitió varias cartas a diferentes zoólogos de cierto prestigio describiendo los encuentros que el y otros nativos de la región como los Korjak o los Chukchi, habían tenido con una criatura semejante a un gigantesco Oso y a los que estos nativos llamaban desde hacia décadas IRKUIEM.
Según describían quienes lo habían presenciado, este curioso animal presentaba unas piernas posteriores cortas con relación a las anteriores que parecían ser de un mayor tamaño, un hocico extremadamente corto, y una característica principal, que de hecho le daba su nombre. De entre sus patas anteriores, una extraña protuberancia colgaba a modo de bolsa y parecía, que debido a su peso, la arrastraba por el suelo, según los nativos eso se les asemejaba con unos “pantalones caídos”, es decir IRKUIEM en su lengua.
El "SIMUS ARCTODUS" El primero en mostrase interesado por el tema fue el respetado biólogo ruso, N.K. Vereshchagin, quien recibió una de las cartas de Sivolobov y el cual se atrevió a dar una arriesgada hipótesis. Afirmo que el IRKUIEM era en realidad un superviviente del “Simus Arctodus” una especie de Oso prehistórico que vivió en América del Norte. Era dos veces más grande que las actuales especies de Osos, pudiendo superar con facilidad mas de dos metros. Este mismo biólogo saco el tema al interés publico en un articulo publicado en la revista “Ohota” en 1987.
A partir de aquí varios colegas de profesión se interesaron por el IRKUIEM y algunos se mostraron disconformes con la teoría de Vereshchagin, dictaminando que el Aroctodus tenia las patas considerablemente mas grandes que las descripciones facilitadas por Sivolobov.
Uno de estos colegas seria Valerij Orlov, que en 1989 retomaría el caso de este animal y se convertiría en el principal representante científico de este fenómeno.
Orlov escribiría un articulo en la prestigiosa revista rusa “Vokrug Sveta”, en la que resumía la expedición de dirigida por un geólogo ruso, que además de mostrarse interesado por la actividad volcánica de Kamchatka, también lo estaba en encontrar a un presunto Oso monstruoso que era muy temido por los nativos del lugar, y que según creía era una especie desconocida que habría cruzado el mar helado de Chukchi y que se asentaría regularmente entre las regiones de Rusia y Alaska.
No obstante pese a que Orlov presento esta teoría, no estaba del todo de acuerdo con ella. Para el IRKUIEM no era mas que el actual Oso Polar (Martimus Usus) que se desvió hacia el Mar de Bering. Los nativos de Kamchatka, al no reconocer al espécimen habrían originado la Leyenda del IRKUIEM. Orlov afirmaría entonces a que era muy posible encontrar una colonia estable de Osos Polares en Kamchatka.
La información con la que Orlov prepararia el articulo, provenia de su colega F.R. Shtilmark, que a su vez recibia de las cartas de Sovolobov. Aunque Orlov se mostraba escéptico en cuanto a las cartas del mismo, Orlov se decidió a ponerse en contacto con este, a la vez que con un Inspector de Policía de la región. El Inspector le comunico que no conocía de ningún animal desconocido en la región, pero que si pudiese ser factible dada la cantidad de Osos que existen en Kamchatkla. De hecho y como aseguran los científicos los Osos son una de las especies que mas híbridos produce, y no solo por medio de la mano del hombre, sino también en cautividad, por lo tanto la teoría de híbrido o nueva especie no es del todo descabellada.
Por otro lado Sovolobov, siguió enviado información a Orlov, referente al IRKUIEM, este se atrevió incluso a hacer un censo aproximado de este misterioso animal, en en varias ocasiones envió fotos de lo que el afirmaba que era la piel de uno de estos osos desconocidos. Fotos que el mismo Orlov y el Inspector de Policía desestimarían al creer que se trataban de unas pieles del Oso marrón, muy común el Kamchatka.
Con el tiempo las cartas de Sivolobov fueron remitiendo hasta desaparecer, y en 1996, el biólogo Valerij Orlov, realizo la ultima mención del IRKUIEM, concluyendo que desde hacia varios años no había vuelto a recibir ninguna información de Sivolobov, lo que unido a que nunca enviara una prueba concluyente como un cráneo o un colmillo, le hacia pensar que todo habría sido un fraude.
Sin embargo quedan muchas lagunas, ¿Con que fin Sivolobov querría realizar dicho fraude? ¿Por qué, según parece, ninguno de los científicos interesados se desplazo hasta el lugar para investigar el caso in-situ? ¿No podría Sivolobov haberse cansado de la pasividad de los científicos y la falta de rigurosidad en sus conclusiones? Cualquiera en la piel de Sivolobov diría que si, aunque quizás no tardemos mucho en saber la verdad entorno a este curioso e interesante caso.

Fuente:www.esencia21.com/CRIPTO/Irkuiem/IRKUIEM.php

Comentarios


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.