Buscador

Buscas algo?

Estos son los últimos especímenes llegados a nuestra redacción

0

Existen en la región etiópica (África subsahariana) ocho especies reconocidas de felinos: el león [Panthera leo], el leopardo [Panthera pardus], el guepardo [Acinonyx jubatus], el gato dorad...

Historia:
- El guepardo real: El hombre blanco no daba crédito a la existencia del nsui-fisi (leopardo-hiena), un feroz felino blanco con rayas negras que, según los indígenas de Rodesia (actual Zimbabue), atacaba por las noches los cercados de ganado, hasta que un ejemplar fue abatido en 1926. Resultó ser una forma de guepardo de espeso pelaje rayado y tamaño ligeramente mayor. Fue bautizado guepardo real [Acinonyx rex].
En 1981 se demostró que no es más que una variante genética recesiva del guepardo [Acinonyx jubatus]: En el De Wildt Cheetah and Wildlife Center de Sudáfrica nació un guepardo real de padres normales.
- El león manchado: Desde principios del siglo XX se tienen noticias de la existencia de un pequeño león cubierto de manchas semejantes a las del leopardo, que habita en las montañas de Kenia, Camerún, República Centroafricana, Uganda, Ruanda y Etiopía. Se le conoce por diversos nombres: marozi en Kenia, ikimizi en Ruanda, abasambo en Etiopía, kitalargo en Uganda... Es más esbelto que el león común
[Panthera leo], y la melena de los machos es muy rala; algunos testigos la comparan con unas patillas. Su habitat natural parece ser la selva de montaña, y no la sabana. Vive en parejas. En 1924, el naturalista A. Blayney Percival mató una leona con sus cachorros; tanto la madre como los hijos estaban cubiertos de manchas. Esto indica que no se trataba de un híbrido de león y leopardo, que habría sido estéril. En 1931, un granjero llamado Michael Trent cazó una pareja de estos leones manchados en los Aberdares (Kenia), a unos 3000 metros de altitud, y conservó las pieles como trofeos.
- El tigre de montaña: Diversas tribus del centro de África hablan de una fiera mayor que el león, de pelaje rojizo con rayas o manchas claras o completamente negro, espesa melena, cola corta, pelo espeso en las plantas que impide seguir su rastro, y colmillos superiores tan largos que sobresalen del hocico. Vive en cuevas de montaña en una región que se extiende
desde el macizo del Tibesti (Chad), pasando por las mesetas saharianas de Ennedi, los montes del Darfur (Sudán) y del Bahr-el-Ghazal y las montañas de Uganda, hasta el monte Kenya. Recibe los nombres de coje-neinji o bahaoro en la República Centroafricana y hadjel, biscoro, nisi o noso en el Chad. Dotado de gran fuerza, es capaz de cargar sin esfuerzo aparente con un antílope ruano [Hippotragus equinus] de 300 kilos. Sin embargo, según los Hadjeray del Chad, sólo se alimenta de pequeñas presas, porque debido a sus colmillos tarda mucho en abrir la boca. De costumbres nocturnas, sus ojos brillan en la oscuridad.
La descripción que hacen los indígenas del león de montaña recuerda a los macairodontes (tigres de dientes de sable) del pleistoceno; esta similitud se ha confirmado mostrando a los testigos dibujos de diversos felinos, entre los que identifican sin dudar a los dientes de sable. Este críptido se encuentra representado en una pintura rupestre del uadi Mertoutek, en el Sahara.
Otro indicio de su existencia podrían ser dos piezas que aparecieron en un lote de colmillos de elefante procedente de Kenia: Muy pequeñas para ser de elefante, tienen una textura diferente y no han podido ser identificadas por los zoólogos.
- El león acuático: Gran críptido centroafricano, de costumbres acuáticas y nocturnas, que vive en cuevas. También llamado elefante acuático, coje ya menia (Angola), mamaïmé, muru-ngu, ngoroli, nze-ti-ngu (RCA), gasingram, vasoko (Congo) y dilali (Camerún). De caninos desmesurados, tiene las patas peludas y la cola muy corta. Vive frecuentemente en parejas, y es capaz de matar grandes animales. Transporta sus presas bajo el agua para ablandar la carne, y también se alimenta de sangre. Emite potentes rugidos y sus ojos brillan en la oscuridad.
En ocasiones se encuentran elefantes e hipopótamos con profundas heridas dobles (algunas del tamaño de un antebrazo). Aunque en algunos casos pueden ser debidas a agresiones intraespecíficas, en otros (p.ej. hembras de hipopótamo, que nunca participan en combates) parecen ocasionadas por un gran predador; a veces, las heridas están acompañadas de marcas de grandes garras.
Según figura en los archivos militares, en 1910, un león de agua atacó una piragua de una columna que remontaba el río Bamingui (RCA) y se llevó a un soldado.
Existen también unas pinturas rupestres en África del sur que representan un animal moteado con grandes colmillos como los de la morsa.
Posiblemente es un animal emparentado con el león de montaña. O quizá sea un animal completamente diferente: Para al menos algunos de los testimonios y denominaciones de este animal se han propuesto identidades tan dispares como un gran reptil o un dinoterio (proboscídeo con los colmillos curvados hacia abajo)
- Nunda o mngwa: Enorme felino de las selvas costeras de Tanzania, del tamaño de un asno y muy peligroso. Sus huellas son semejantes a las del leopardo, aunque mayores. Es de color gris, con la cabeza y el lomo cubiertos de manchas negras y los costados y las patas rayados también de negro. Tiene las orejas pequeñas y la cola gruesa y larga. En los años 1920 y 1930, muchas personas murieron en varias oleadas de ataques nocturnos a aldeas costeras de Tanzania. Los pelos grises manchados encontrados en las víctimas y los alrededores no correspondían a la melena de un león, como se supuso en un principio, sino al pelaje de un felino atigrado desconocido.
- Damasia o ndamathia: Críptido de las montañas de Kenia, parecido al leopardo, del que se diferencia por su mayor tamaño y su coloración más oscura. Vive en parejas.
- Ndalawo, entarago o ntarago: Felino parecido al leopardo, de color negro en el lomo, que se aclara a gris en los costados y el vientre. Ataca al hombre. Vive en las selvas de Uganda. Himpla como el leopardo, pero el sonido es más gorgoteante.
- Otros felinos ocultos de África: Se ha señalado la existencia de leones negros y rojos, e incluso de leopardos y leones verdes.
También circulan rumores sin confirmar sobre la existencia de leones en la isla de Madagascar.

Comentarios


Web desarrollada con Iwcms.com
Impresiones Web, SL. C/ San Bernardo, 123, 7ª Planta;28015, Madrid (España).Tlf: +34 911 61 01 13 E-Mail : info@impresionesweb.com
Inscrita en el Registro Mercantil de Madrid, Tomo 19602, Folio 112, Sección 8ª, Hoja M-344480, con CIF B-83844787.